Alfredo Pérez Rubalcaba en la capilla ardiente de Santiago Carrillo

Capilla ardiente de Santiago Carrillo