Sara Escudero, la mayor experta en el vestidor de Letizia: "Sé que en La Zarzuela leen mis opiniones sobre la Reina"

ENTREVISTA BEKIA

Sara Escudero, la mayor experta en el vestidor de Letizia: "Sé que en La Zarzuela leen mis opiniones sobre la Reina"

Esta odontóloga valenciana se encuentra detrás de 'Letizia de Princesa a Reina', perfil de Instagram que analiza el estilismo de doña Letizia después de cada aparición pública.

Sara Escudero, la mayor experta en el vestidor de Letizia: "Sé que en La Zarzuela leen mis opiniones sobre la Reina"

En noviembre de 2003, el Palacio de la Zarzuela anunció el compromiso matrimonial del entonces Príncipe Felipe con la periodista Letizia Ortiz Rocasolano, siendo entonces cuando una valenciana empezó a seguir los pasos de la que estaba llamada a ser Reina consorte de España. Sara Escudero, odontóloga de profesión, se ha convertido casi dos décadas después en la mayor experta en el vestidor de la mujer de Felipe VI. Como ella misma llega a reconocer, conoce mejor las prendas que se guardan en el armario de doña Letizia que en el suyo propio.

A través de su perfil de Instagram, 'Letizia de Princesa a Reina', que acumula más de 182.000 seguidores, Sara Escudero descubre cada detalle del outfit que escoge la madre de la Princesa Leonor y la Infanta Sofía en sus diferentes apariciones públicas. Además, ofrece también su opinión personal y, se esté o no de acuerdo con su valoración, lo cierto es que todo el mundo recurre a ella para saber la marca del vestido, los pendientes o los zapatos que luce la Reina Letizia en cada momento.

Bekia: 'Letizia de Princesa a Reina'. ¿Con qué Letizia te quedas, con la Princesa o con la Reina?

Sara Escudero: Con la Reina, desde luego. El cambio de vestuario ha sido sustancial y, además de eso, también su actitud en los actos. Se nota que ella tiene el poder ahora, y nunca mejor dicho, porque se le ve más suelta, más cercana. A mí es una Letizia que me gusta más en todos los aspectos, o sea que como Reina.

El Rey Felipe VI y la Reina Letizia momentos antes de saludar desde el Palacio RealEl Rey Felipe VI y la Reina Letizia momentos antes de saludar desde el Palacio Real

B: Luego podemos decir claramente que a Letizia le ha sentado bien lucir la corona...

S.E: Le ha sentado muy bien, ella tenía ganas de ser Reina ya, porque eso de estar debajo de las faldas de sus suegros era algo que ella no llevaba muy bien. Debe ser complicado, porque dentro de una institución como tal, pensar que tienes que estar un poco regida por los actos a los que tenía que ir, que se los marcaban muchísimo más... La libertad que tiene ahora, antes no era así.

B: Además, una persona que tampoco había crecido en una corte, sino que venía de una familia más del pueblo...

S.E: Claro, ella venía de trabajar en Televisión Española y de repente meterse aquí no tuvo que ser fácil. De hecho, yo pienso que su carácter viene un poco también repercutido por todo lo que ha tenido que pasar que no habrá sido fácil. Tiene muchos privilegios, todos lo sabemos, pero eso no todo el mundo podría sobrellevarlo.

B: Letizia ha crecido desde que es Reina, sobre todo desde un punto de vista estilístico, pero, ¿le sienta mejor el extranjero o los actos que preside en España?

S.E: Le sienta mejor el extranjero, pero no entiendo bien por qué, porque ella cuando se va fuera estrena más ropa, apuesta por diseñadores diferentes, luce más joyas y se le ve muy cercana siempre, vaya donde vaya. Desde Estados Unidos a Suecia, da igual, se le ve una persona mucho más cercana. Claro que le sienta mucho mejor el extranjero, y eso es una pena, porque es una asignatura pendiente que tiene.

B: ¿Puede que tenga algo que ver que la prensa extranjera siempre se rinda ante ella, a diferencia de la prensa española?

S.E: La prensa extranjera la lleva como a una reina, ¡y nunca mejor dicho! Aquí en España, a la mínima, la criticamos, y me incluyo, pero siempre desde el punto objetivo. Yo intento no ser muy dura con ella, pero sí que es verdad que hay muchos medios que van más allá. Una cosa es decir me gusta más o menos lo que lleva, o le sienta mejor o peor, y otra cosa es pasar ese punto de 'es que domina a sus hijas', por ejemplo, y eso ya es otro tema. Ese tipo de cosas en el extranjero no se atreven a decirlas.

B: Cuando Letizia se convirtió en Reina consorte de España, se hizo también con el 'joyero de pasar' que contiene las alhajas de la Reina Victoria Eugenia, aunque son pocas las ocasiones en las que la vemos luciendo estas históricas joyas. ¿Por qué crees que es tan reticente a hacerlo?

S.E: Es muy fácil: a Letizia no le gustan las joyas. No le gustan las de pasar, la bisutería ni cualquier otra joya, no le gustan, para ella es una obligación tener que llevarlas. No se siente cómoda ni con unos pendientes ni con una pulsera, entonces ella prefiere prescindir de esos accesorios y solo lucirlos en aquellos actos que, sí o sí, tiene que usar una tiara o una joya del 'joyero de pasar', incluso prestado por doña Sofía. Pero no es algo con lo que a ella se le vea cómoda; de hecho, siempre lleva lo mismo y de su joyero propio, joyas importantes tiene 2 pulseras y 2 pendientes, que hayamos visto. No creo que sea un regalo que le haga mucho el Rey Felipe, no es una Reina como Máxima de Holanda, que se pone todo, pero Letizia no se pone nada.

La Reina Letizia con la tiara Flor de Lis en la cena de gala en honor al presidente de Argentina Mauricio MacriLa Reina Letizia con la tiara Flor de Lis en la cena de gala en honor al presidente de Argentina Mauricio Macri

B: Hablabas precisamente de los préstamos de la Reina Sofía, siendo muchos los que están esperando, por ejemplo, ver a Letizia con la famosa Tiara Niarchos. ¿La veremos algún día con ella o nos quedaremos con las ganas?

S.E: Yo lo descartaría, porque además se trata de un préstamo personal que tendría que hacer la Reina Sofía y no sabemos si una joya de tal magnitud se la prestaría. Le ha dejado cosas, como unos pendientes de turquesas, unos pendientes de diamantes y zafiros que llevó en su última Visita de Estado a Alemania, o unos pendientes de perlas que lució en Inglaterra, pero joyas como los Niarchos o broches importantes de la familia Grecia, incluso el collar que lleva mucho la Reina emérita que es de su madre, la Reina Federica, yo creo que no van a pasar a Letizia. No por nada, sino porque no le va a sacar partido, y doña Sofía tiene mucha más gente a la que dejarle eso, como sus hijas, que sí lo van a apreciar. Por ejemplo, pienso en la Infanta Cristina o la Infanta Elena y en el simbolismo que tienen para ellas esas joyas, y yo creo que ellas sí lo van a aprovechar.

B: Incluso sus nietas, saltándose una generación, pudiendo ver a la futura Reina Leonor luciéndolas...

S.E: A Leonor sí, pero por ejemplo con Sofía digo lo mismo. Sin ir más lejos, no lleva agujereadas las orejas, entonces verla con un collar de la Reina Federica... Yo no lo veo. Igual de aquí a 20 o 30 años, puede ser, pero en todo caso yo creo que esas piezas serán para Leonor.

B: Retomando un poco la evolución de los looks de la Reina Letizia, lo cierto es que desde la pandemia adoptó un perfil bajo acorde con la situación que vivía el país. Sin embargo, son muchos los que apuntan que sus estilismos no terminan de recuperar el esplendor al que nos tenía acostumbrados...

S.E: No termina y, yo creo, que no va a terminar de recuperarlo en unos años. No sé muy bien a qué se debe esta resaca estilística que tiene después de la pandemia, no lo entiendo. Pero recientemente estuve hablando con un experto en protocolo y me comentó una cosa que tiene bastante sentido y es que, por ejemplo, los Reyes van a optar más por las visitas oficiales que por las visitas de Estado, por el boato que estas últimas tienen. Entonces empecé a pensar que quizá a nivel estilístico le pase exactamente lo mismo; es decir, por la supuesta crisis en la que estamos o vamos a pasar, ella va a seguir en la línea en la que está, y es una pena. Al final, siempre digo lo mismo, ella es una Reina, no soy yo, ella es la Reina, entonces es que la Reina es la Reina y puede llevar joyas históricas o un vestido de Gucci.

B: Al final su función consiste en representar al país, y eso pasa también por su vestuario...

S.E: Sí. Ella hace poco le dijo a una persona cercana a mí que ella no se podía poner, por ejemplo, unos zapatos de una marca muy cara que cuestan 2.000 o 3.000 euros porque la pondrían a parir. Pero yo si los lleva me voy a poner super contenta, quiero decir, no la voy a criticar. Entonces por eso es un punto que no se entiende bien.

B: Otra de las incógnitas es que a ella siempre le ha acompañado el nombre de Felipe, y no solo su marido, sino también Varela. ¿Hizo bien en apartarle de su vestidor o debería haber conservado la relación profesional, aunque no fuera como modisto de cabecera?

S.E: Yo creo que ella personalmente siguen manteniendo contacto con él, no lo sé, pero tampoco lo dudo. Laboralmente ya no podían seguir adelante porque Letizia necesitaba un cambio en su vestuario y, al final, el estilo de Varela es el estilo de Varela, no tiene nada que ver con la Reina actual. Sí habrá alguna pieza que le haga a medida, con alguna tela especial, pero yo creo que esa relación personal la siguen teniendo y a nivel profesional hace tiempo que se terminó y damos gracias. Lo que no podía ser es que un solo modisto la vistiera en todas sus salidas.

La Reina Letizia, luciendo un vestido de Felipe Varela, la Reina Isabel en la cena de gala en honor a los Reyes de EspañaLa Reina Letizia, luciendo un vestido de Felipe Varela, la Reina Isabel en la cena de gala en honor a los Reyes de España

B: Si bien algunos de sus looks más icónicos están firmados por Varela...

S.E: Sí, y está muy bien tenerlo en cuenta. Reconocer el trabajo de este modisto y que ha supuesto tanto en su vestidor es importante, pero hay que dar paso a nuevos diseñadores españoles como marcas más pequeñas que también se merecen estar en lo más alto y que una reina los lleve.

B: Ahora parece que Carolina Herrera se está perfilando como su marca favorita, a pesar de no ser una diseñadora española propiamente dicha, que es algo que siempre se espera, que la Reina se decante por moda puramente española.

S.E: Carolina Herrera forma parte del Grupo Puig, que es un grupo de distribución de firmas bastante importante en Barcelona y con el que Letizia tiene muy buena relación. También llevan Nina Ricci o Paco Rabanne, firman que ella lleva, entonces yo creo que le une una relación tan cercana que va a seguir llevando Carolina Herrera. Siempre se dice 'no es española, pero sí es española'; no sé, es un mix con el que tiene la excusa. A mí Carolina Herrera, personalmente, me gusta muchísimo y tengo bastantes piezas de ella, tanto accesorios como ropa, que es de muy buena calidad, pero para una Reina hay que innovar.

B: ¿Qué opinas entonces de que solo se vista de Carolina Herrera para los grandes actos o acontecimientos de su agenda

S.E: Es un no, porque está muy bien, son piezas estupendas, pero no puede ser que para actos de menor índole apuesta por una firma española más pequeña o incluso low cost, y luego para grandes actos solo acuda a Carolina Herrera a medida. No está bien que se centre solo en un diseñador, porque entonces está haciendo lo mismo que con Varela, aunque no a ese nivel. Hay tantos diseñadores españoles que quieren vestirla y que le harían cosas a medida, que podríamos estar una hora diciendo nombres. Igual que hemos visto a Letizia con Eva Fernández, su estilista, yendo al atelier de un conocido modisto español y al final no lució nada de él, queremos verla yendo a los de los demás. Ella tiene una talla muy especial y es bastante estrecha, luego puede ir, o incluso lo puedes hacer llamar a Zarzuela, que el diseñador encantado va y te hace lo que quieras y cuando quieras. Tiene que apostar por nuevos diseñadores porque, a parte de mostrar la marca España, su vestuario tiene que cambiar.

B: ¿Algún diseñador o diseñadora en concreto que crees que debería incorporar a su vestidor?

S.E: A mí, personalmente, me gusta Ze García, pero podría decir más. Por ejemplo, Teresa Helbig la ha lucido en premios, y a mí es una diseñadora que me sorprendió. Hannibal Laguna o Roberto Verino, del que también viste algunas prendas. Pero un acto de más índole, como en el Concierto de los Premios Princesa de Asturias 2022, ¿por qué Roberto Verino, que además lo visitó allí mismo, no le hace un vestido a medida? Es decir, yo me voy a su colección de prêt-à-porter, me compro un jersey y unos pantalones y ya como es de Roberto Verino, ya está. No, en actos importantes tiene que llevar también diseñadores más importantes.

B: Hablando precisamente de iconos de la moda y looks icónicos, cuál sería para ti el mejor outfit de Letizia como Princesa y cuál el de su etapa como Reina.

S.E: Son muchos, pero el vestido rojo de Lorenzo Caprile que llevó en la boda de Federico y Mary de Dinamarca fue una auténtica maravilla, fue su presentación a todos los royals europeos. Era un vestido espectacular con el que se arriesgó y acertó, y esa Letizia creo que no la hemos vuelto a ver, que se llegó a poner dos broches... ¡Era una maravilla! Pero ya nunca más se supo. Y de la etapa de Reina... Es difícil, pero el vestido rojo de Stella McCartney que estrenó en Holanda por el 50 cumpleaños del Rey Guillermo Alejandro y que ha repetido en Alemania en su Viaje de Estado de 2022, y que tanta polémica suscitó. Para mí ese fue un look rompedor; primero porque no sabíamos que iban al cumpleaños ni que iba a haber fotografías, y salieron del hotel y se posaron, y ella con el vestido rojo de capa y los pendientes de rubíes y diamantes que nos quedamos todos diciendo '¿eres tú?'. No nos lo creíamos, y ese look a mí me impactó, y de rojo que es el color que mejor le sienta.

La Reina Letizia en el 50 cumpleaños del Rey Guillermo de HolandaLa Reina Letizia en el 50 cumpleaños del Rey Guillermo de Holanda

B: Uno de los días más importantes de su vida fue el de su boda, cuando optó por un vestido sumamente clásico. ¿La Letizia de ahora se decantaría por el mismo estilo?

S.E: Si todos pensáramos qué llevábamos en 2004, seguramente diríamos '¡qué horror que yo me ponía eso!', y creo que a ella le pasaría igual. Era un vestido que, aunque a medida, el cuello era demasiado abierto, las mangas le iban, no quiero decir largas porque era un vestido a medida, pero no le acoplaba. Era como si la llevara a ella, en vez de llevar ella al vestido. Eso fue una pena, así que no, no creo que lo volviera a elegir.

B: Y sobre el outfit con el que se estrenó como Reina de España. ¿Qué te pareció aquella elección?

S.E: Me pareció un outfit sin más. Sí, estaba bien, un abrigo correcto con un bajo vestido blanco también, y las perlitas de colores que le daba el toque azulito, bien, pero sin más. No llevaba tiara, sino una media trenza, pues cosas de ella, que ella es del pueblo. Pero para mí no fue un look que dijeras 'madre mía, me ha impactado'. Eligió una cosa sencilla y a medida.

B: Es cierto que su elección no ha tenido la trascendencia del vestido largo fucsia de la Reina Sofía en la proclamación del Rey Juan Carlos, que todavía se sigue alabando...

S.E: Sí, además que Letizia aquel vestido lo ha vuelto a llevar, así no era ni siquiera un vestido especial, porque en un acto militar se lo puso.

B: Al hilo de los actos militares, el blanco parece que es uno de sus colores estrella para este tipo de eventos. De hecho, una de sus primeras medidas como Reina fue modificar el protocolo de las juras de bandera, dejando de lado los vestidos negros largos con mantilla y apostando por el blanco corto sin mantilla. ¿Una Monarquía renovada para un tiempo nuevo?

S.E: Desde luego. Ella está cambiando la institución y desde que entró como Reina empezó a hacer un poco lo que quería. Es algo que vemos todos, tanto a nivel profesional, como estilístico. El tiempo está cambiando para todos y a mí me parece fenomenal que ella, por ejemplo, en actos castrenses no se ponga una mantilla, porque creo que es algo que está obsoleto, con perdón a todo el mundo que piense lo contrario. Realmente, ella no va a ser mejor Reina por llevar mantilla y peineta, y además es que tampoco le pega. Igual se lo pone la Infanta Elena, la ves y dices 'bueno, aún', pero a Letizia no la veo. Me parece muy bien que esté cambiando el protocolo porque es una Monarquía nueva, para un tiempo nuevo.

La Reina Letizia besando la bandera en la entrega de la Bandera Nacional a la Fuerza de Guerra Naval EspecialLa Reina Letizia besando la bandera en la entrega de la Bandera Nacional a la Fuerza de Guerra Naval Especial

B: Estamos hablando de looks, joyas, de la evolución en el estilo de la Reina, etc., pero igual a Su Majestad no le gustaría que tratásemos todos estos temas, porque son muchos los que señalan que no termina de convencerle que nos fijemos tanto en lo que lleva o deja de llevar. Sin embargo, también la moda es una forma de enviar mensajes y de eso ella sabe mucho...

S.E: Ella no quiere que hablemos de su ropa, pero se pone una falda con un agujero, mal puesta. Entonces claro... ¿Con qué me quedo? O te la pones bien, o no te la pones, porque entonces lo que voy a comentar es que llevas un agujero. Si tú no quieres que se hable, no haces esas cosas. Por ejemplo, que no se ponga los pendientes de la Reina Sofía, ¿qué necesidad tiene? Porque entonces diremos 'le ha prestado su suegra los pendientes, ya no se llevan mal'. Son cosas que, quieras o no, tienes que decir. No le gusta, pero en el fondo sí. No le gusta porque quiere que hablemos de lo buena Reina que es, cómo se implica con los más necesitados, en labores sociales o sanitarias... Y está muy bien, pero a parte es una mujer de 50 años que se conserva muy bien, una persona joven con un estilo bastante juvenil y vamos a hablar de ello, y si no la falda de agujero que no se la ponga. O cuando se pone un vestido que ha llevado su hija, ¿qué quiere que digamos? Pues que tienen la misma talla. Así que yo creo que ella se queja pero da pie a que hablemos de ello, y al final le gusta.

B: Precisamente, en Bekia Moda publicamos un especial sobre lo que denominamos el 'vestidor de pasar', aquellas ocasiones en las que la Reina Letizia se ha puesto prendas de su suegra. Es otra forma de enviar un claro mensaje de que su relación no es tan mala como siempre se comenta...

S.E: Claro, qué necesidad tiene de irse al vestidor de su suegra, con la que se supone que no se lleva muy bien, y ponerse un vestido... Dar un mensaje. Por eso digo que ella no quiere que se hable, pero se lo pone, y al final pesa más eso. Me parece fenomenal que la Reina Sofía, que tiene piezas de muy buena calidad y de alta costura de cuando era joven y que lo conserva muy bien, se las preste a Letizia o incluso a sus nietas. Al final, Victoria de Marichalar o las infantas Elena y Cristina ya no tienen ocasión de llevar ese tipo de vestidos, pero Letizia y sus hijas van a tener que ir a actos donde sí tengan que lucirlos. Así que, qué mejor que remodelarlos, que su abuela se los preste y que podamos decir que qué bien se llevan.

La Reina Letizia y la Reina Sofía en la recepción a la sociedad balear en MariventLa Reina Letizia y la Reina Sofía en la recepción a la sociedad balear en Marivent

B: Además, y en tu caso, desde tu perfil de Instagram, aunque centrado en los looks de la Reina, también siempre aprovechas para alabar su profesionalidad, especialmente en los discursos que ofrece, o sea que no todo se reduce tampoco a la ropa.

S.E: No, pero es lo que la gente ve. Muchas veces me escriben comentarios, que los leo todos, y me ponen que por qué no hablo de su acto. Me sienta fatal, porque tú sabes lo que se tarda en buscar lo que lleva, montar la foto, subirlo... Y ahora con el tema de las fotos que no puedes sacarlos de cualquier agencia es un problema. Así que me sienta bastante mal. Yo voy a decir el acto al que ha ido, pero yo no voy a empezar a alabar su labor, más que nada porque no es lo que vende ni lo que a mí me gusta. Yo siempre digo que mi perfil es un perfil un poco superficial en algún aspecto, y soy consciente, pero nos gusta marujear, poder ir a Zara, decir dónde te lo has comprado, comprármelo yo... Así que digo dónde va, pero no explico en exceso. Luego subo su discurso y con eso ya es suficiente.

B: Y, hablando de tu perfil en Instagram, últimamente aprovechas también para aportar tu valoración personal sobre el look de la Reina en cada acto al que acude. ¿Crees que desde el Palacio de la Zarzuela leen tus opiniones?

S.E: Sí, sí me leen porque cada dos por tres recibo correos electrónicos de ellos. Cuando los veo digo que ahora qué pasará... Sinceramente, me asusto un poco hasta que no entro y lo leo. Sé que me leen, al menos desde el Gabinete de Comunicación, que lo haga Letizia o no, no lo sé. Yo creo que sí lo hace, pero esto es una opinión mía, porque no lo sé, pero desde el Gabinete de Comunicación claro. Me escriben para que haga modificaciones en algún dato concreto de un post. Para mí, aunque a veces diga que va mal, Letizia es un referente y siempre lo va a ser, pero no se puede decir que va bien todos los días porque ni yo tampoco voy bien todos los días.

B: Aunque hayas estado un poco más crítica últimamente con la Reina Letizia, ¿crees que recibirás la felicitación de Navidad?

S.E: Yo espero recibirla [risas]. ¡Espero que sí!

B: Y si pudieras tomarte un café con la Reina, ¿qué consejo le darías?

S.E: Le diría que se acerque a la gente. La veo en los vídeos y ahora ya después del covid puede dar la mano y acercarse a la gente, y la veo cercana y muy bien, pero siempre falta un punto. No sé muy bien cómo explicarlo, pero no la veo como a otras reinas. Posiblemente se lo marcan desde protocolo, que tampoco lo sabemos, pero que se acerque a la gente, porque la quieren ver y hablar con ella como con una persona normal. Además, me escriben seguidores que me dicen 'hoy he ido a verla a tal acto, me ha dado la mano y es cercana no, lo siguiente'. A la gente es lo que le gusta.

B: Sí, porque cuando le dio el abrazo a la entrañable Marujita en los premios del Banco Santander, todos nos rendimos ante ella...

S.E: Sí, y todos diciendo que es encantadora. Y yo la veo y digo, no es que no me lo crea, porque yo me lo creo, pero es que como eso me lo muestra muy de vez en cuando...

La Reina Letizia responde a una petición de una mujer en la clausura de la XIV convocatoria de proyectos sociales 'Euros de tu nómina'La Reina Letizia responde a una petición de una mujer en la clausura de la XIV convocatoria de proyectos sociales 'Euros de tu nómina'

B: Parece que Asturias, su tierra, es donde más cómoda se siente...

S.E: Sí, pero tú la ves por ejemplo en un vídeo de hace un par de años en el que está dando la mano a la gente y está el guardaespaldas detrás, y había un escalón. Y mientras ella está saludando se gira al guardaespaldas y le dice 'oye no me has avisado y me voy a matar, que hay un escalón y casi me mato', y era una acera... Entonces en ese momento tú ves '¡hola, qué tal!', y todos gritando guapa, siendo cercana, y de repente se acerca al guardaespaldas y le dice eso... ¿Con qué me quedo? No había un precipicio, no sé con qué quedarme.

B: Pasemos ahora a especular sobre el futuro. En 2023, las Monarquías de todo el mundo volverán a reunirse en Londres para la coronación de Carlos III de Reino Unido. ¿Se coronará también Letizia ese día como la royal mejor vestida? ¿Con qué crees que podría sorprendernos?

S.E: Es muy difícil, porque será un día con mucha competencia. Para mí, Kate Middleton siempre va por delante, y además es la coronación de su suegro. Luego siempre está Máxima de Holanda, que como su nombre indica es máxima, entonces, y a no ser que se pase mucho, irá por delante. Pero sí creo que pueda estar en el podio de las mejores vestidas, porque a mí en el funeral de la Reina Isabel II me sorprendió muchísimo por el tocado que eligió y, aunque el vestido era muy sencillo, lo llevó muy bien, y eso me hace ver que puede llevar o Carolina Herrera o un nuevo diseñador español en la coronación, y que nos va a sorprender seguro.

B: Otra fecha futura importante, es este caso para la Corona española, es la jura de la Princesa Leonor en las Cortes Generales al alcanzar su mayoría de edad. Sin embargo, también al cumplir los 18 años hay quienes apuntan que por fin la veremos con tiara. ¿Cuál es tu apuesta para la primera vez que la veamos lucir una de estas joyas?

S.E: Creo que Leonor llevará la prusiana. Es una tiara de pequeñas dimensiones con mucho valor para la familia Grecia, la que llevó su madre en la boda... Así que por las dimensiones que tiene y su acceso a las joyas, no creo que se ponga la floral ni la tiara princesa de las perlas. Además, Letizia hace un montón de tiempo que no la lleva, creo que la ha relegado un poco para sus hijas.

La Princesa Leonor en la entrega de los Premios Princesa de Asturias 2022La Princesa Leonor en la entrega de los Premios Princesa de Asturias 2022

B: Sobre la Princesa Leonor, su estilo todavía se está perfilando. ¿Cómo crees que terminará definiéndose? ¿Se aprecia alguna influencia de su madre?

S.E: Letizia influye, ¡por supuesto! [Risas]. Y creo que es normal, porque a mí también me vestía mi madre, e incluso cuando tenía 18 años me decía 'Sara, esto sí, esto no'. Creo que se va a perfilar con un estilo mucho más formal que el de su hermana, por el cargo que va a tener, va a ser mucho más prudente a la hora de vestir, y creo que va a recurrir mucho a ropa de su madre.

B: ¿Y la Infanta Sofía?

S.E: No sé qué decirte porque es un estilo totalmente diferente. La gente que la conoce me ha dicho que es una niña mucho más reservada, con un carácter mucho más parecido a Letizia, mientras que Leonor es como su padre. Entonces, todo eso, además de en su carácter, se refleja también en la ropa. La intentan poner más aniñada para que no destaque mucho sobre la hermana, pero realmente su estilo es un estilo diferente. Tiene más carácter, no quiere hacerse pendientes. Imagínate una cena de gala en la que la hermana vaya con tiara y ella también, pero sin pendientes... Que no pasa nada, ¿pero no va a ser un poco chocante? Yo creo que ella va a marcar mucho más y va a hacer lo que quiera.

B: Hasta ahora, hemos hablado de la Reina Letizia y de su estilo, pero queremos conocer también quién es Sara Escudero, la persona que se encuentra detrás de 'Letizia de princesa a reina'. ¿Cómo empezó todo?

S.E: Hace ya diez años que empecé a seguir el estilo de Letizia de manera privada, buscando lo que llevaba. No había tantas fotografías ni acceso como ahora, pero yo encontraba lo que llevaba y hablaba mucho con Varela y su gabinete de comunicación, y eso me animó a crear un blog, que eso era lo que antes se llevaba, cuando la gente se paraba a leer una entrada de blog larga, porque ahora ya no. Empezó a tener mucho éxito y la gente lo leía, y más adelante creé el perfil de Instagram que es lo que a día de hoy lleva todo el peso. El blog hace años que lo cerré. Lo empecé porque yo quería saber lo que ella llevaba y ya que lo buscaba yo para ver si yo me lo podía comprar, quería que todo el mundo pudiera tener acceso a eso.

B: Puede que sea tu secreto mejor guardado y que no nos lo quieras desvelar. ¿Cómo consigues descubrir tan sumamente rápido las marcas de todo lo que luce la Reina?

S.E: Lo que ya tiene, no me es difícil porque lo tengo en la cabeza. Me lo sé todo, muy pocas piezas se me escapan, y eso me hace tener mucha facilidad. ¡Conozco su vestidor mejor que el mío, que voy y no sé qué ponerme! Sin embargo, pienso en cosas suyos y digo 'ella se pondría esto'. De cosas nuevas, yo estoy al día de muchos diseñadores y nuevos catálogos, porque me gusta mucho la moda, entonces cuando veo una pieza, más o menos por su patrón, ya sé si es CH u otro tipo de marca, o si es de alguno nuevo sé que me va a costar un montón, buscando, buscando, buscando... Mucha gente me dice que me llama el diseñador y me dice de dónde es, o que si tengo una aplicación que me dice de dónde es... ¡Ojalá, porque pierdo mucho tiempo buscando esa información! Y la gracia es la rapidez, pero no hay ningún truco mágico.

Sara Escudero, creadora del perfil de Instagram 'Letizia de Princesa a Reina'Sara Escudero, creadora del perfil de Instagram 'Letizia de Princesa a Reina'

B: ¿Y qué tal llevas que haya algunos medios que se aprovechen de este trabajo que haces de manera altruista sin ni siquiera mencionarte?

S.E: Lo llevo fatal porque no me citan. A mí me daría vergüenza no citar, porque no cuesta nada. Un gran medio de comunicación no va a perder a sus seguidores por citarme a mí, mientras que lo único que puede hacer es que yo gane unos pocos seguidores y el honor de decir que esta chica lo ha encontrado.

B: Más cómicos o agradables son aquellos comentarios de algunos de tus seguidores que después de tantos años todavía creen que eres la propia Reina Letizia...

S.E: ¡Sí, por favor! Y me sorprende, pero me sabe mal porque hay gente que me escribe para pedirme ayuda, en el sentido de darme su número de cuenta y solicitando ayuda. Yo siempre les digo que no soy nadie que tenga que ver con Casa Real y Letizia, pero al ver que tengo seguidores se creen que soy ella. Es una pena, pero no puedo estar todos los días aclarando que no soy Letizia... Aunque yo me río, porque luego tengo un montón de mensajes dándome la enhorabuena o pidiéndome la marca del pintalabios creyendo que soy ella [risas], y eso me pasa.

B: Tu perfil de Instagram ha evolucionado bastante en los últimos años, ¿alguna sorpresa que nos puedas avanzar y que vayas a lanzar próximamente?

S.E: De momento, no, pero no descarto hacer algún cambio en el perfil. Al final, las tecnologías avanzan y lo que la gente busca y quiere en las redes sociales también. Me gustaría mucho poder trabajar en algún medio de comunicación al respecto, porque siempre digo que no gano nada con esto y que tampoco lo pretendo, pero sí es verdad que me gustaría que se reconociese un poco que entiendo del tema y poder mostrarlo en algún medio de comunicación, con algún tipo de colaboración.

B: Soñemos un poco. ¿Veremos algún día a Sara Escudero siendo recibida por la Reina Letizia?

S.E: ¡Yo espero que sí! Soy muy optimista, y espero que sí, porque la gente que estamos detrás de su trabajo, desde el pequeño redactor del pequeño medio de comunicación, hasta el corresponsal de Televisión Española que ella conoce personalmente, todos nos merecemos poder estar, no digo pasar un día con ella, pero sí que nos lo reconozca. Al final están todos los días los mismos periodistas con ella, y llega un momento que piensas que esas personas se tendrán que jubilar y que pasaremos otros. Yo no soy periodista ni quiero introducirme en ese sector, porque no sé ejercer el periodismo, pero sí me gustaría que ella nos recibiese y nos conociese, porque somos tantos los que hablamos de ella y lo hacemos además con tanto cariño, que sería una manera de premiarnos.

Te puede interesar