El Rey Felipe advierte sobre los peligros del discurso del odio en sus palabras ante los líderes del mundo en Israel

LEADERS FORUM

El Rey Felipe advierte sobre los peligros del discurso del odio en sus palabras ante los líderes del mundo en Israel

El Rey de España participó en el International Leaders Forum y fue elegido para pronunciar un discurso ante los presentes.

El Rey Felipe advierte sobre los peligros del discurso del odio en sus palabras ante los líderes del mundo en Israel

El Rey Felipe falló en la inauguración de Fitur 2020 debido a su viaje a Israel, donde fue invitado junto a una treintena de Jefe de Estado y de Gobierno para asistir al International Leaders Forum con motivo del Día Internacional de Recuerdo del Holocausto. El Monarca aterrizó en el Aeropuerto Internacional Ben Gurión de Tel Aviv, donde fue recibido por el ministro de Turismo en funciones del Estado de Israel, Yariv Levin, y por la embajadora del Estado de Israel en España, Rodica Radian-Gordon. El Rey se trasladó al Hotel Rey David de Jerusalén.

El Rey Felipe saluda a Isaac QuerubEl Rey Felipe saluda a Isaac Querub | Foto: Casa de SM el Rey

Felipe VI aprovechó su estancia en el Estado de Israel para mantener un encuentro con el presidente de la Federación de Comunidades Judías de España, Isaac Querub. Posteriormente puso rumbo a Beit HaNassi, residencia oficial del Presidente del Estado de Israel, para participar en la cena de gala en honor a los Jefes de Estado, de Gobierno y Príncipes Herederos que asisten al International Leaders Forum. Allí, Don Felipe se encontró con el Rey Guillermo Alejandro de Países Bajos, el Rey Felipe de los Belgas, el Gran Duque de Luxemburgo y el Príncipe Haakon de Noruega, además de con otros líderes mundiales invitados por el Presidente del Estado de Israel, Reuven Rivlin, que ejerció de anfitrión.

El discurso del Rey en Israel

El Rey de España, que lleva como título honorífico el de Rey de Jerusalén desde que Fernando el Católico fue nombrado Rey de Nápoles en 1504, fue el gran protagonista de la velada al haber sido elegido por las autoridades israelís para pronunciar un discurso en una noche de encuentros y de recuerdo. Lo fue no solo por su buena relación con el Presidente Rivlin o por lo que supone Sefarad para los judíos, sino también por ser una figura que no provocaba las suspicacias que sí representaban otros líderes presentes.

En un perfecto inglés, el Monarca señaló: "Todos los grandes males que los hombres se causan se originan en la ignorancia. De hecho, la humanidad ha sufrido sus horas más oscuras cuando millones de vidas inocentes de muchos ámbitos de la vida y de innumerables comunidades han desaparecido abruptamente debido al odio ciego, perverso e ignorante. Porque no hay mayor mal que el que se deriva de ignorar que todas las mujeres y los hombres son iguales, y que cada ser humano está dotado de la mayor dignidad. Las personas no pueden mostrar una mayor imprudencia que cuando piensan que están por encima de los demás, cuando se sienten con derecho a discriminar, a tolerar la intolerancia o a promover el resentimiento contra los demás por razones políticas, extremismo religioso u odio racial".

"Durante décadas, estos hombres y mujeres nos han iluminado sobre la importancia de mantener vivo el recuerdo de su terrible experiencia. Olvidar la Shoah no solo deshonraría la memoria de millones de víctimas, sino que también sería extremadamente peligroso. Sabemos que la barbarie puede crecer cuando menos se espera, incluso en medio de tecnología y cultura avanzadas. Nunca estamos completamente a salvo de ello, y en diferentes grados, todavía lo vemos hoy golpeando con fuerza en diferentes partes de nuestro mundo. Simplemente no podemos mirar para otro lado. Debemos perseverar en la implementación, enseñanza y convivencia de los principios y valores de la Carta Internacional de Derechos Humanos", ha manifestado el Rey.

"También estamos aquí para mostrar nuestro compromiso inquebrantable de llevar a cabo todos los esfuerzos necesarios de nuestros respectivos países para combatir la intolerancia ignorante, el odio y la falta total de empatía humana que permitió y dio origen al Holocausto. Porque prevenir esas enfermedades civilizacionales es una responsabilidad colectiva pero también individual. No hay lugar para la indiferencia ante la presencia de racismo, xenofobia, discurso de odio y antisemitismo, ha añadido el Rey, que ha finalizado pronunciado en hebrero "Nunca más".

El Rey con el Presidente del Estado de Israel, Reuven RivlinEl Rey con el Presidente del Estado de Israel, Reuven Rivlin | Foto: Casa de SM el Rey

Encuentro con el Presidente de Israel

Al día siguiente, Felipe VI mantuvo un encuentro con el Presidente del Estado de Israel, Reuven Rivlin. Después de la reunión bilateral, el Monarca firmó en el libro de honor de la residencia Beit HaNassi para después volver al Hotel Rey David para asistir al International Leaders Forum, organizado por la Fundación del Foro Mundial del Holocausto junto al Centro Mundial para la Conmemoración del Holocausto 'Yad Vashem'.

Te puede interesar