La gran reprimenda de la Reina Letizia a un escolta tras tropezarse con un escalón: "¡Casi me mato!"

¡QUE ME CAIGO!

La gran reprimenda de la Reina Letizia a un escolta tras tropezarse con un escalón: "¡Casi me mato!"

La Reina se ha comportado de una forma muy espontánea después de haber tenido un traspié saludando a varias personas.

La gran reprimenda de la Reina Letizia a un escolta tras tropezarse con un escalón: "¡Casi me mato!"

Los Reyes acudieron el pasado jueves 12 de septiembre de 2019 a un acto que tuvo lugar en Sevilla para conmemorar los 500 años de la primera circunnavegación de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano. Lo primero que hicieron fue acudir al Alcázar y después fueron al Archivo General de Indias, donde inauguración la exposición 'El viaje más largo'.

Tras acabar el acto oficial, El Rey Felipe y la Reina Letizia se acercaron a saludar a los ciudadanos hispalenses, y fue en ese momento cuando la Reina tuvo un traspié, tropezando con un escalón que por suerte no era muy alto y por eso no se cayó. Pero el susto se le quedó en el cuerpo y reaccionó de la manera más espontánea, diciendo: "¡Casi me caigo!".

La Reina Letizia en la exposición 'El viaje más largo' en SevillaLa Reina Letizia en la exposición 'El viaje más largo' en Sevilla

Pero la parte que más llamo la atención es que rápidamente se acercara al escolta que iba a dos pasos de ella para agarrarle del brazo y reprocharle lo que le acababa de suceder. Delante de todos los presentes le dijo: "No me has avisado del escalón y casi me mato". Y como un escolta no estaba lo suficientemente atento, sí que lo estaba el que iba un poco más atrás, porque la avisó de que estaba a punto de pisar una alcantarilla mientras no paraba de recibir mensajes como 'Eres fantástica, eres genial, eres única'.

Por suerte no acabó en el suelo

Para ella fue un momento de lo más incómodo y como toda la prensa estaba muy cerca de ella, dicho momento fue captado con claridad por los micrófonos cercanos, por eso se sabe a la perfección cuáles fueron sus palabras de reproche hacia el trabajador de la Casa Real Española. Para ella estar en un acto de este tipo es trabajar, lógicamente, por eso tiene en cuenta cualquier detalle para que todo salga como espera, aunque por suerte todo quedó en un susto y no acabó en el suelo como le ha ocurrido en numerosas ocasiones a su suegro el Rey Juan Carlos. Por otro lado, parece que el Rey Felipe ni se enteró de lo que acababa de suceder, puesto que iba un poco más atrás pendiente de saludar a los ciudadanos de Sevilla.

Te puede interesar