Así fue la boda y el matrimonio de la Reina Letizia y Alonso Guerrero

ENLACE FALLIDO

Así fue la boda y el matrimonio de la Reina Letizia y Alonso Guerrero

Doña Letizia contrajo matrimonio por primera vez en 1998 con el que había sido su profesor en el Instituto.

Así fue la boda y el matrimonio de la Reina Letizia y Alonso Guerrero

Uno de los mayores impedimentos al que los por entonces Príncipe Felipe y Letizia Ortiz tuvieron que enfrentarse en su relación fue que ella estaba divorciada. Había contraído matrimonio durante su etapa como periodista con un profesor y escritor. Se trataba de Alonso Guerrero, un autor al que la Reina Letizia conoció siendo su profesor de literatura en el Instituto Ramiro de Maeztu. Siete años tuvieron que pasar de relación para que finalmente decidieran darse el 'sí, quiero' en la más estricta intimidad y del que ya se han ocupado de que no haya pruebas que lo atestigüen.

Alonso Guerrero en la presentación de 'Un día sin comienzo'Alonso Guerrero en la presentación de 'Un día sin comienzo'

Desafortunadamente, el matrimonio se convirtió en el principio del fin para su relación, ya que a pesar de la convivencia por la que ya habían atravesado durante sus largos años de relación, el matrimonio entre la periodista y el profesor terminó tan solo un año después del enlace.

Una boda a la extremeña

El día más esperado para la pareja se celebró en Almendralejo, una ciudad de Badajoz que todavía hoy se enorgullece de haber sido la elegida por la que entonces no sabía que estaba llamada a convertirse en la Reina de España. "Todo Almendralejo estaba muy ilusionado con la boda de mi amigo Alonso y Letizia, fue un día que nunca se nos olvidará a los que estuvimos allí", confesaba el director del Hotel Espronceda, establecimiento donde los recién casados decidieron pasar su noche de bodas, a Jaleos.

La asturiana vistió un diseño blanco de Victorio & Lucchino con una trenza y un pequeño ramo que ella misma había elegido en una floristería de la localidad. Ante poco más de 90 invitados, la pareja celebró una sobria ceremonia en el Ayuntamiento de Almendralejo, de la mano del alcalde y amigo personal de los novios, Manuel Jesús Morán.

Un menú muy típico

Los novios y sus familiares celebraron el convite en El Paraíso, un restaurante de la ciudad que apenas unos años más tarde cerró sus puertas, pero que, entre cuyas paredes guardaba los secretos de una de las bodas más indocumentadas. Sin embargo, una cocinera familiarizada con el mismo establecimiento declaró a la misma publicación algunos detalles del menú con el que la Reina Letizia y Alonso Guerrero agasajaron a sus invitados.

Alonso Guerrero, exmarido de la Reina LetiziaAlonso Guerrero, exmarido de la Reina Letizia

"No estuve en esa boda, pero tenía como especialidades el solomillo a la brasa, el cochinillo y el arroz con perdiz. Por supuesto, comida extremeña" indicaba la citada fuente. Sin embargo, no debió ser lo único que se comió, ya que otras fuentes llegaron a afirmar que "lo que más le gustaba era el gazpacho y el jamón extremeño, sobre todo gazpacho". Dos platos que a buen seguro no faltaron en el enlace del que la Reina Letizia pensaba que iba a ser para siempre.

Dos familias muy compenetradas

"La familia de ambos estaban ese día que no cabían de orgullo, yo los vi muy compenetrados a todos" llegó a indicar a Jaleos un miembro del ya citado Hotel Espronceda. Y es que parece que el prematuro romance entre profesor y alumna terminó por ser bien recibido entre ambas familias, quienes mantuvieron muy buena relación tal y como confesó Henar Ortiz, tía de la Reina de España.

Henar Ortiz en la presentación de su obra 'Cuentos diminutos'Henar Ortiz en la presentación de su obra 'Cuentos diminutos'

"Claro que lo queríamos mucho, estaba muy integrado con nosotros, somos una familia sencilla, republicana. Es un buen muchacho al que queremos mucho... inteligente y con gran sentido del humor" afirmaba Ortiz durante una entrevista a la periodista Pilar Eyre, para también aclarar: "Los tímidos como él parecen pedantes, si lo conociera le caería estupendo". Un cariño que parece no haber desaparecido a pesar de que sus caminos tomaran destinos muy distintos hace ya dos décadas.

Te puede interesar