Los Reyes Juan Carlos y Sofía en la capilla ardiente de Plácido Arango