El Rey Felipe entrega a Woody Allen el Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2002