La Princesa Margarita y su hijo, David Armstrong-Jones