La Infanta Pilar tras recibir el alta hospitalaria en Palma