Katia Aveiro durante la grabación de un videoclip en El Algarve