Ariana Grande y su novio Pete Davidson en una atracción

Ariana Grande, la nueva princesa del pop