Ben Stiller plasma sus huellas en el Teatro Chino de Los Angeles