Tania Llasera admite no estar en su mejor momento anímico

CAMBIO DE VIDA

Tania Llasera admite no estar en su mejor momento anímico

La presentadora de 'La Voz Kids' ha confesado que esta yendo al psicólogo para tratar su "bajón anímico" y su irritabilidad.

Tania Llasera admite no estar en su mejor momento anímico

Parece ser que, como la propia Tania Llasera ha confirmado, "no estoy pasando por mi mejor momento". Haber tenido a sus dos hijos, José Bowie y Lucy Lennox, en apenas dos años, y su situación laboral parecen haberle pasado factura. Un giro en su vida que parece que aún no ha digerido del todo.

Tania Llasera observando a pepe Bowie mientras da el biberón a Lucy LennoxTania Llasera observando a pepe Bowie mientras da el biberón a Lucy Lennox

La presentadora, en su canal de MTMad, ha confesado que está viviendo unas semanas complicadas y que ha acudido a un psicólogo para encontrar explicación a su irascibilidad: "He llorado mucho, como si no hubiera un mañana, pero la charla me ha ayudado a entender muchas cosas", contó Llasera. Algo que también ha tratado de explicar a sus seguidores en redes sociales.

Su maternidad ha influido en sus problemas

Además de sus preocupaciones por el trabajo, la doble maternidad de Llasera ha colapsado su vida, algo que, como ha confesado, en ocasiones le desborda: "De repente unas personitas dependen de ti y tienes unas responsabilidades que antes ni siquiera eras capaz de imaginarte", explica la actriz. Además, también se siente responsable del parto prematura de su hija menor: "Tengo mala conciencia por haber tenido a Lucía en la semana 39 por culpa del trabajo. Después tuvo la bronquiolitis y los días en el hospital me dejaron un poso de preocupación y miedo que no he sabido gestionar", ha añadido la presentadora.

Tania Llasera presumiendo de embarazo desde el estudio de 'La Voz Kids 3'Tania Llasera presumiendo de embarazo desde el estudio de 'La Voz Kids 3'

No obstante, la actitud de Llasera está siendo positiva y va a tomar medidas para afrontar su sensación de tristeza e irritabilidad. Como ha explicado, su psicóloga le ha aconsejado que "tengo que pasear cada día con un niño, un día con Pepe y otro con Lucía, así me canso y puedo dormir mejor, porque últimamente duermo fatal", explica. Además, también debe cuidar su vida social para distraerse de su labor como madre: "Tengo que salir con mi marido o con mis amigas al menos una vez por semana. Está prohibido llevar niños ni hablar de ellos, para cultivar otros aspectos lejos de la maternidad", añade Llasera.

Te puede interesar