Roban en casa de Kiko Rivera e Irene Rosales: se han llevado su anillo de pedida

A LA CAZA DEL LADRÓN

Roban en casa de Kiko Rivera e Irene Rosales: se han llevado su anillo de pedida

Kiko Rivera e Irene Rosales han sufrido un robo en su casa de Espartinas. Entre lo sustraído por los ladrones se han llevado algo de tanto valor sentimental como el anillo de pedida de Irene Rosales.

Kiko Rivera e Irene Rosales sonriendo en el bautizo de su hijaKiko Rivera e Irene Rosales sonriendo en el bautizo de su hija

Vaya susto se han llevado Kiko Rivera e Irene Rosales a finales de la pasada semana. La pareja ha sufrido un robo en el chalet de alquiler en la que vivían en Espartinas y ya está están buscando nueva casa al tiempo que hacen el inventario para saber todo lo que les han sustraído.

Según han informado en El Programa de Ana Rosa, la Policía acudió al domicilio de la pareja pero allí no encontró a nadie, por lo que ahora la investigación se centra en intentar cazar a unos ladrones que se han llevado algo de muchísimo valor para el Dj y su novia.

Y es que los ladrones se han llevado el anillo de pedida que Kiko Rivera le dio a Irene Rosales durante la celebración del bautizo de su hija Ana, además de varios relojes de valor, dos portátiles y varios teléfonos móviles que podrían tener información comprometida.

Kiko Rivera con su novia Irene Rosales en su nuevo bar de copas en SevillaKiko Rivera con su novia Irene Rosales en su nuevo bar de copas en Sevilla

El valor de lo sustraído asciende a unos 12.000 euros

"Kiko Rivera se va directamente a una de las personas que presuntamente han entrado en su casa a robarle. Fue a la casa y no estaba el presunto ladrón pero sí un hermano de este. No son amigos pero sí son conocidos", comentaban en el programa, contando que el Dj ha puesto todo esto en conocimiento de la Policía.

Unos agentes que están trabajando en el caso. "La Policía ya casi les tiene cogidos", decía a las cámaras del programa de las mañanas de Telecinco, por lo que todo podría resolverse muy pronto para tranquilidad de la pareja, que ha valorado lo sustraído en unos 12.000 euros.

Te puede interesar