Raquel Revuelta y dos de sus hijos recuperan la sonrisa en las playas de Cádiz

DE RELAX

Raquel Revuelta y dos de sus hijos recuperan la sonrisa en las playas de Cádiz

La que fuera Miss España ha disfrutado de un día de playa con dos de sus hijos, que ya recuperan la sonrisa después de unos meses duros.

Raquel Revuelta y dos de sus hijos recuperan la sonrisa en las playas de Cádiz

El año 2020 no está siendo fácil para nadie y es cierto que son múltiples las pérdidas que están asolando el mundo. Son miles las personas que han fallecido como consecuencia del coronavirus pero también son muchos los rostros conocidos que nos han dejado en estos meses que llevamos de año. Una de estas personas ha sido Miguel Ángel Jiménez, el que fuera marido de Raquel Revuelta y padre de sus tres hijos.

El empresario entró a quirófano en febrero de 2020 para una intervención aparentemente sencilla pero que se complicó y terminó con su vida. Sus hijos han pasado por momentos muy complicados y seguro que aún sufren por su pérdida, de hecho, Claudia, la hija más conocida, escribió una emocionante carta de despedida para su padre que compartió en Instagram.

Raquel Revuelta disfruta de un día de playa en CádizRaquel Revuelta disfruta de un día de playa en Cádiz

Pues bien, ahora que han pasado los meses más complicados para ellos, comienzan a recuperar poco a poco la sonrisa y los fotógrafos han captado un momento en familia que demuestra que las cosas van mejor. Raquel Revuelta ha disfrutado de una jornada de playa junto a dos de sus hijos en Cádiz, donde se les ha podido ver de lo más relajados y desconectando del día a día.

Raquel Revuelta luce tipazo en las playas de CádizRaquel Revuelta luce tipazo en las playas de Cádiz

Aprovechando la playa

La que fuera Miss España ha presumido de figura a sus casi 53 años luciendo un bikini sencillo pero que le quedaba de maravilla. Junto a ella, han disfrutado de la playa dos de sus tres hijos, concretamente Claudia, que tiene 25 años y es un auténtico calco de su madre, y el pequeño, Nicolás, con el que disfrutó jugando a las palas en los grandes arenales de Cádiz.

El único que faltaba era Miguel Ángel, de 22 años, y también muy unido a sus hermanos. Sin duda, la familia va saliendo hacia delante después de un golpe tan duro como el que han sufrido este año y el que han tenido que afrontar en una situación de absoluta excepción como ha sido el confinamiento. Ahora solo queda remontar y recordar a su padre con cariño.

Te puede interesar