Muere Sara Montiel a los 85 años

1928-2013

Muere Sara Montiel a los 85 años

La actriz española ha fallecido en su domicilio por causas naturales. Deja tras de sí una intensa carrera que desarrolló principalmente en el cine.

Sara Montiel durante un homenaje a su carreraSara Montiel durante un homenaje a su carrera

Sara Montiel ha fallecido a los 85 años. La actriz ha muerto en su casa, donde fue atendida por un equipo médico que nada ha podido hacer para salvar la vida de una estrella que se ha apagado para siempre.

Saritísima, la diva española voz e imagen de los míticos temas 'Bésame mucho' o 'Fumando espero' había cumplido 85 años el pasado 10 de marzo. La que fuera aprendiz de Hemingway en el arte de fumar puros, celebra su aniversario rodeada de los suyos tras haber llevado una vida de éxitos, anécdotas amorosas y polémicas.

María Antonia Abad Fernández nació en Ciudad Real, en la localidad del Campo de Criptana, un 10 de marzo de 1928, en el seno de una familia de agricultores. No sería hasta su llegada a México cuando se convirtió en Sara Montiel. Desde pequeña destacó por sus dotes artísticas y por su belleza. Gracias a Vicente Casanova, uno de los dueños de la compañia CIFESA, la diva recibió clases de canto y declamación, lo que ayudó a catapultarla hacia el estrellato.

Sara Montiel en el homenaje a Javier de MontiniSara Montiel en el homenaje a Javier de Montini

Aventuras en Hollywood

En 1948 realizó su primer gran papel en 'Locura de Amor' de Juan de Orduña y posteriormente trabajó junto a Luis Marquina. En 1954, tan sólo seis años después del éxito de Orduña aterrizó en Hollywood. Tal fue la expectación que generó, que su primera interpretación fue en el western de Robert Aldrich, 'Veracruz', donde actuó junto a estrellas como Burt Lancaster o Denise Darcel. Precisamente en este rodaje conoció también a Gary Cooper, con quien vivió un intenso romance. Curiosamente, su relación comenzó gracias a un peculiar incidente lingüístico. Y es que durante un ensayo, la joven Sara no pronunció correctamente una frase, lo que generó un malentendido y de ahí surgió el amor.

Su segunda película fue 'Serenade', donde interpretó, al igual que en su película de debut en América, el papel de chica buena. Ahí conoció al que sería su primer marido, Anthony Mann, el director de la película y se dice que pudo mantener un romance con Marlon Brando. Lo que sí estaba claro, es que al actor le gustaba que Sara le cocinase huevos fritos. Sin embargo, el hombre de su vida sería el periodista y empresario Pepe Tous, con quien contrajo matrimonio después de diez años de relaciones y junto a quien adoptó a los dos hijos de la popular artista: Zeus y Thais.

Sara Montiel en el Paseo de la Fama de MadridSara Montiel en el Paseo de la Fama de Madrid

La gran industria cultural había encontrado en ella a una nueva Gilda y habiendo logrado el mayor éxito que jamás una artista española había alcanzado, continuó trabajando en Hollywood realizando películas independientes para diferentes productoras. Siempre evitó encasillarse en determinados papeles, llegando incluso a rechazar un contrato de Columbia Pictures.

Los años dorados

En 1957, Sara trabajó bajo las órdenes de Juan de Orduña en 'El último cuplé'. A pesar de que fue una película realizada con pocos medios, la película fue un éxito de taquilla inmenso. Fue aquí donde la actriz interpretó los temas 'El relicario' y 'Fumando espero', conocidos por todas las generaciones. Con esta película, Saritísima se convirtió en la actriz de habla española mejor pagada de la década y en 1959 llegó a ser portada de la revista Life. Fue, según la actriz, el momento de su carrera del que más satisfecha se siente.

Sara Montiel en una zapatería en MadridSara Montiel en una zapatería en Madrid

En los años posteriores, Sara Montiel protagonizó otras producciones de gran éxito como 'La Violetera', 'Carmen la de Ronda', 'Mi último tango', 'Pecado de Amor', 'La bella Lola' o 'Varietés', donde destacó cantando con su peculiar estilo y luciendo provocativos vestidos que desafiaban a la censura. Con la llegada del destape, la diva española decidió volcarse en su faceta musical y trabajó en programas de variedades en teatros, con musicales como 'Doña Sara de la Mancha' y televisión como 'Ven al Paralelo' o 'Sara y punto'.

En 2000 publicó sus memorias, donde narra sus aventuras amorosas con personajes tan relevantes de la industria cinematográfica como James Dean o Gary Cooper, empresarios como Miguel Mihura o Vicente Ramírez Olalla y políticos como Indalecio Prieto.

Te puede interesar