Kaley Cuoco se divorcia de Ryan Sweeting tras 21 meses de matrimonio

DIVORCIO

Kaley Cuoco se divorcia de Ryan Sweeting tras 21 meses de matrimonio

La joven actriz y su esposo no han esperado a cumplir dos años de casados y han decidido de mutuo acuerdo poner fin a su relación.

Kaley Cuoco en los People's Choice Awards 2015Kaley Cuoco en los People's Choice Awards 2015

Kaley Cuoco, que saltó a la fama mundial gracias a su papel en la conocida y premiada serie 'The Big Bang Theory', anunciaba a través de su representante que su matrimonio con el tenista de 28 años, Ryan Sweeting, había llegado a su fin. La joven pareja se había casado el 31 de diciembre del año 2013 tras seis meses de noviazgo y su boda había llamado mucho la atención por su anuncio repentino y también por el vestido rosa y de princesa que la actriz llevó en la ceremonia.

Desde sus redes sociales, Kaley Cuoco compartió con todos sus seguidores los momentos más bonitos de su boda, un día que parecía el principio del resto de una vida llena de amor, pero que no ha superado ni dos años.

El anuncio de tal acontecimiento en la vida de la pareja llamó mucho la atención de la prensa y sus fans, ya que, poco antes de esto, Kaley había salido de una relación sentimental con el protagonista de 'Superman', el actor Henry Cavill, con el que estuvo tan solo un par de semanas.

Kaley Cuoco y Ryan Sweeting en los Critics' Choice Television Awards 2014Kaley Cuoco y Ryan Sweeting en los Critics' Choice Television Awards 2014

Parece ser que la actriz es una mujer que sigue realmente lo que le dicta su corazón de un día para otro ya que, a pesar de haber anunciado su separación, hacía pocos días que aún se le había visto junto a su marido en un evento. También, un año después de haberse casado habían surgido rumores sobre diferentes problemas matrimoniales entre la pareja y no obstante, estos negaron rotundamente que estas habladurías fueran ciertas.

Eliminan todo rastro de relación

Antes de hacer pública su decisión de divorciarse, la actriz Kaley Cuoco eliminaba de sus redes sociales y, en especial de Instagram, todas las fotos que implicaban a su pareja o en las que salían juntos. Sweeting, por su parte, también hizo lo propio pero de una manera más drástica: borró todas sus publicaciones de su página de Facebook y acto seguido la deshabilitó. Su romance fue muy intenso, según la pareja y sus amigos más cercanos, pero parece que tan rápido como llegó, se ha ido.

Te puede interesar