Carlota Corredera recuerda su época con sobrepeso: "No hay ni trampa ni cartón, ni golpes de bisturí"

RECUERDO

Carlota Corredera recuerda su época con sobrepeso: "No hay ni trampa ni cartón, ni golpes de bisturí"

La presentadora ha reconocido que fue un duro proceso en el que el bisturí no tuvo ningún protagonismo.

Carlota Corredera recuerda su época con sobrepeso: "No hay ni trampa ni cartón, ni golpes de bisturí"

Carlota Corredera no puede sentirse más orgullosa de su nuevo cuerpo. El pasado viernes 2 de febrero la presentadora de 'Cámbiame' subía una foto a sus redes sociales para recordar cómo era su vida pasada antes de someterse a semejante cambio. Además, quiso recalcar que todo ha sido fruto del sacrificio y nunca de métodos manuales que le habrían hecho pasar por quirófano.

"No hay ni trampa ni cartón" reconocía, "ni golpes de bisturí y sí mucho sacrificio, fuerza de voluntad y esfuerzo". En la instantánea se puede ver a la periodista en 2015, cuando apenas se cumplían cinco meses desde que diera a luz a su única hija. Aún no se había puesto en manos de la doctora Dolores Saavedra, quien la ayudaría a perder hasta 63 kilos en tan solo un año.

Esta imagen es de noviembre de 2015, siete años después de hacerme una lipoescultura y una mastopexia, cinco meses después de ser mamá. Sobran las palabras. Estaba realmente enorme pero sobre todo no tenía salud ni calidad de vida. Estaba en riesgo cardiovascular y tenía un grave nivel 13 de grasa visceral. En esa foto ya había decidido que en enero de 2016 comenzaría mi nueva vida. Faltaban dos meses para ponerme en manos de la @dradoloressaavedra y el método Pronokal de @pronokal_es. Han pasado ya dos años y dos meses de esta instantánea. Respeto máximo a todas las personas que quieren recuperar su salud a través de otras opciones médicas, quirúrgicas o no. Pero pido respeto también a mi victoria personal respecto a mi salud que he compartido públicamente siempre y en la que no hay ni trampa ni cartón, ni golpes de bisturí, y sí mucho sacrificio, fuerza de voluntad y esfuerzo ?? Foto de @luismalibran para @semana_revista

Una publicación compartida de Carlota Corredera (@carlotacorredera) el

Corredera ha reconocido que estaba realmente enorme, pero que lo peor de todo es que no tenía salud ni calidad de vida: "Estaba en riesgo cardiovascular" y "tenía un grave nivel de grasa visceral". También ha querido recordar que en ese momento ya había tomado la decisión de ponerse en manos de especialistas para recuperar su salud, la foto le ha servido para comparar el antes y el después de la evolución que ha experimentado su cuerpo.

Nueva vida

Cuando Carlota Corredera volvió a ponerse delante de las cámaras tras su metamorfosis, fueron muchos los que especularon con la posibilidad de que hubiera pasado por quirófano con el objetivo de quitarse todos los kilos que la sobraban -desde luego, habría sido la solución rápida a su problemas-, una de ellas fue Soy Una Pringada quien la acusaba de ser "una gorda traicionera".

La presentadora nunca ha ocultado que se sometiera en el pasado a una lipoescultura y a una mastopexia y, es por eso, que se le ha acusado hasta en la saciedad de ser reincidente en las operaciones estéticas. A pesar de todo, a ella le gusta recordar siempre que pueda que fue constante y que el sacrificio y la fuerza de voluntad fueron sus timones hacia una nueva vida.

Te puede interesar