Carla Bruni da a luz una niña: nace el primer hijo de la pareja Sarkozy Bruni

HA SIDO NIÑA

Carla Bruni da a luz una niña: nace el primer hijo de la pareja Sarkozy Bruni

La primera dama francesa, Carla Bruni, y el Presidente de la República, Nicolas Sarkozy, reciben a su primer hijo en común: una niña que ha nacido a las 20 horas.

Sarkozy y Bruni embarazada Carla Bruni y Nicolas Sarkozy ya son padres

Por fin. Carla Bruni ha dado a luz esta tarde a una niña, según han informado diversos medios franceses citando "fuentes médicas". Ha sido en la clínica parisina de La Muette, donde la primera dama francesa había ingresado esta mañana, ya fuera de cuentas.

Haciendo honor al nombre de la clínica -significa "La Muda" en castellano- los papás no han confirmado la noticia ni tienen a priori intención de hacerlo, reafirmando su interés en proteger al bebé de la luz pública.

La gran incógnita de este embarazo se ha despejado esta tarde al conocer el sexo del bebé: una niña. Nicolas Sarkozy y Carla Bruni habían decidido no saber de antemano el sexo de la criatura o, por lo menos, no desvelarlo públicamente.

La pequeña Sarkozy Bruni ha visto la luz del mundo sobre las 20 horas. Su padre, Nicolas Sarkozy, no ha asistido al alumbramiento, al encontrarse de viaje de trabajo en Frankfurt. El Presidente de la República francesa visitó a su mujer a primera hora de la mañana y se espera que regrese a París esta misma noche, donde conocerá a su primera hija, cuyo nombre aún se desconoce.

Carla Bruni da a luz una niña: nace el primer hijo de la pareja Sarkozy BruniCarla Bruni en sus últimos días de embarazo

La primera niña para Carla Bruni y Nicolas Sarkozy

El bebé que hoy ha nacido es la primera hija en común para el matrimonio Sarkozy Bruni y la primera niña también para ambos. Tanto Bruni como Sarkozy tenían ya hijos de sus anteriores relaciones, pero todos eran varones: Aurélien en el caso de ella y Pierre, Jean y Louis en el de él.

La prensa gala asegura que Bruni se recuperará ahora del parto en una de las dos suites de la clínica parisina, donde también tienen reservadas entre tres y cuatro habitaciones contiguas para salvaguardar su privacidad. Algo que no ha impedido un impresionante despliegue mediático por parte de los periodistas del país vecino, muy pendientes de este alumbramiento.

Te puede interesar