El Barça persiguió a Piqué porque no pagaba su palco VIP en el Camp Nou

DEUDAS

El Barça persiguió a Piqué porque no pagaba su palco VIP en el Camp Nou

Ahora ha salido a relucir un problema del pasado del futbolista, teniendo una deuda de miles de euros con el equipo en el que juega.

El Barça persiguió a Piqué porque no pagaba su palco VIP en el Camp Nou

De una manera o de otra Gerard Piqué no se escapa de la polémica. El futbolista se ha evadido de todo con su chica, Clara Chía, con la que ha disfrutado de unos días en París, y a su regreso han sido vistos en el aeropuerto, donde les han preguntado por la última entrevista que Shakira ha concedido a la revista ELLE, en la que ha hablado por primera vez de su ruptura y de lo mal que lo ha pasado. Los dos han preferido mantenerse al margen y estar en silencio.

Gerard Piqué en el torneo de Conde Godó 2019Gerard Piqué en el torneo de Conde Godó 2019

Mientras, ha salido a relucir otra información compartida por El Mundo, que dice que los responsables de los palcos VIP del Camp Nou alertaron a la cúpula del club en octubre de 2020 de que dos jugadores de la primera plantilla, Gerard Piqué y Jordi Alba, no pagaban los recintos que tenían alquilados para sus familiares y amigos. Entre las listas de morosos se encontraban las empresas Kosmos Global Holding y Jomi BCN Gestión de Imagen, propiedades de Piqué y Alba, respectivamente. Piqué acumulaba en ese momento una deuda de 134.974,16 euros.

Tras estas informaciones el club decidió activar su protocolo interno para reclamar dichas cantidades, así que se les envió un requerimiento, amenazando con acciones judiciales si no saldaban sus deudas de manera inmediata con la entidad. "Hay dos jugadores que tienen impagos", avisó la trabajadora del club a los máximos responsables del Barça.

Gerard Piqué con sus hijos Milan y Sasha en el campo de fútbol del F.C. BarcelonaGerard Piqué con sus hijos Milan y Sasha en el campo de fútbol del F.C. Barcelona

"Pido que hablen su KAM (Key Account Manager) con nuestro departamento de Finanzas para ver si hacen una garantía de pago, lo cobramos de la propia nómina o lo llevamos a jurídico", dijo dicha trabajadora, la que alertó de lo que pasaba. Y como la situación se alargó y no se solucionaba al final los servicios jurídicos del club dieron un paso más, enviando un requerimiento tanto a Piqué como a Jordi Alba.

No se activó el protocolo como tal

Y aunque al principio mostraron reticencias, posteriormente llegaron a un acuerdo in extremis para abonar la cantidad que debían. Kosmos, la empresa de Piqué, se comprometió a realizar un primer pago de 86.658 euros en poco más de un mes y con Alba se llegó al acuerdo de descontarle 57.368 euros de su nómina del club. Lo cierto es que la cúpula del Barcelona quiso huir de problemas, sin querer enviarles un burofax y dejando el protocolo a un lado. "Nosotros no estamos de acuerdo en enviar un burofax a Jordi Alba o a Gerard Piqué. Pone en riesgo la renovación de todos ellostexto enlace, que están interesados en hacerlo y así nos lo han manifestado", se decía. Y en medio de todo esto, los propios abogados del club lanzaron una pregunta por mail que no obtuvo respuesta: "¿No os parece que es el mundo al revés que el club financie a jugadores que ganan más de diez millones al año?".

Te puede interesar