Xabi Alonso durante un partido del Real Madrid