Wilmer Valderrama y Amanda Pacheco de compras en Los Angeles