Simon Baker junto a sus tres hijos en la costa de Saint Tropez