Salma Hayek paseando por la alfombra roja del Festival de Cannes