Quim Gutiérrez esperando en el aeropuerto de Nueva Delhi