José Mourinho en un partido de la FA Cup