Melanie Griffith de adolescente junto a su madre y su león Neil