Mario Vargas Llosa y su hijo Álvaro en un acto en la Casa América de Madrid