María Pedraza hablando por teléfono en Madrid