Lydia Lozano llegando al hospital para la intervención de cervicales