Kris Jenner durante la grabación de su reality en Beverly Hills