Kesha y Brad Ashenfelter en el aeropuerto LAX