Justin Bieber y David Hasselhoff en el coche fantástico