Juan Ramón Lucas y Sandra Ibarra en una fiesta organizada por una empresa de tecnología móvil