Hillary Clinton durante su campaña contra Obama