Harvey Weinstein saliendo de los juzgados de Nueva York durante el juicio contra él