Gerard Piqué en la plaza de Callao con su hijo Sasha