Gerard Butler y Morgan Brown paseando por Nueva York