Gerard Butler y Morgan Brown besándose en Malibú durante la pandemia del coronavirus