María Teresa Campos y Bigote Arrocet muy sonrientes a su llegada a Madrid desde Málaga

María Teresa Campos y Bigote Arrocet, un amor al que se le fue el humor