Hilary Duff y Mike Comrie de compras

Hilary Duff, una mamá feliz