Hilary Duff, una mamá feliz