Carmen Borrego y Kiko Hernández haciéndo un selfie

Carmen Borrego, la otra Campos