Emma Roberts y Evan Peters de compras por Los Angeles