Carlos Sobera en las gradas del Wanda Metropolitano