Candice Swanepoel con su segundo hijo en brazos