Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi llegando a un desfile de Dior en Atenas