Avicii y Raquel Bettencourt en un partido de los Lakers