Álex Casademunt sacando a su perro después de la agresión de Vigo