Adele paseando junto a su marido y su hijo por las calles de Disneyland en California